Correspondencia

16 04 2008

En estos tiempos de impaciencia comunicativa, de incontinencia cibernética, él continúa recibiendo, cada 7 de abril, una carta de Laura. La primera la acogió con estupor y rabia, pensando en una broma pesada de algún desalmado. Pero luego abrió el sobre y leyó, en el papel azul que a ella tanto le gustaba, sus palabras de amor y nostalgia escritas en aquella letra menuda de colegiala, con los puntos de las ies formando un corazón diminuto. Poco a poco, fue acostumbrándose al insólito hecho de la anual carta de Laura, sin matasellos, en su buzón. Siempre en el mismo papel. Siempre con la misma tinta burdeos. Con el mismo trazo fino de estilográfica. Con los te amo y los tuya para siempre precediendo a la firma.

Así han pasado quince años y hoy, en lo más grave de su enfermedad, ha llegado la última. Esa carta postrera que como tal se declara y en la que anuncia que se verán pronto, que se le hará interminable la espera, pero que, al anochecer del día 9 estarán, al fin, juntos.

Ahora sabe que le quedan únicamente dos días para reunirse con ella, para fundirse con ella, para el cese de la nostalgia.

Inquieto pero reconfortado, guarda esa última misiva junto a su corazón y piensa en lo consolador que ha sido recibir aquellas cartas del mientras tanto durante todos estos años, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Laura.

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

16 04 2008
Carlos

“con los puntos de las ies formando un corazón diminuto”…

Sólo con detalles así, con cada palabra es como se consigue hacer que esas manchas negras (o burdeos) se te metan por los ojos y opr los poros. Claro que, para eso, no hay nada como saber hacerlo.

Gracias, hermano

16 04 2008
Alexis Ravelo

Carlos, mari pili. Te acabo de telefonear. ¿Qué le pasa a tu móvil?
Gracias a ti que me comprendes. Un besote.

16 04 2008
Clara

Eso es lo que yo llamo el amor de la vida.
Ahora mismo estoy jugando a construirme uno para fundirme en él.
Me gusta mucho lo de los puntos de corazón sobre la íes. Me lo pienso copiar.
Qué lindo relato, lindo.

16 04 2008
Alexis Ravelo

Gracias, Clara. Me gusta que pongas los puntos sobre las ies.
Suerte en el juego y en la construcción.
Ah, y cuídate de las sombras, que te amenazan el nombre…

17 04 2008
Juglar

¡Hola!, escribidor de palabras hermosas.
Te conocí, personalmente, en la presentación de uno de tus libros en Tenerife. Ya me unía a tí el afecto compartido de una gran persona. ! TE VALORÉ A TRAVÉS DE SU MIRADA!. Desde entonces, te sigo en tu blog, aunque no soy partidaria de esta forma de comunicación. Pero hoy, tu mensaje derrumbó todos mis pudores. El ¡7 de Abril! , día en que comencé mi andadura existencial y el 9, mi otro dígito mágico. ¿Cómo no decirte que tu relato me ha llegado al alma?.
Gracias por conocerte.
¡MUAC!

17 04 2008
Alexis Ravelo

Gracias, Juglar. Son números mágicos, por algo será…

17 04 2008
David Diepa

En ese recuerdo de algo perfecto en lo vivido están las esencias de lo no contado con palabras. Un mínimo detalle. alguien deseado. Y sobre todo..E amor que intenta abrir camino desde el más allá.
Bello relato.
Un abrazo Alexis

17 04 2008
Alexis Ravelo

Gracias, David. A ver si te sigo convenciendo.
Lo pasé muy bien hoy, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: