Verdad

27 07 2008

Le regalaron una máquina de la verdad. Cabía en un bolsillo. Cuando su micrófono captaba una mentira en el tono de voz del interlocutor, la máquina emitía un zumbido. La probó charlando con su mejor amigo, con su mujer y con sus padres, a lo largo de un día sorprendente, lleno de descubrimientos que quizá hubiese preferido no haber hecho jamás. Al anochecer se sorprendió a sí mismo merodeando por los muelles, reflexionando sobre sus nuevos conocimientos: que su amigo le soportaba más por costumbre que por afecto, que su mujer ya no le amaba, que nunca fue un hijo deseado. Se preguntó qué podría hacer con aquellos descubrimientos y, cuando al fin dio con una respuesta, se acercó al borde y arrojó el detector de mentiras con toda la fuerza posible. El artefacto se hundió con un Plop y produjo unas ondas efímeras que se extinguieron casi al mismo tiempo que el sonido. Ahora sólo le faltaba ejercitarse en la ardua disciplina del olvido.


Acciones

Information

8 responses

27 07 2008
Maitetxu

Creo que si descubriéramos todas las mentiras que nos rodean, o de las que rodeamos, tendríamos que ejercitarnos mucho en esa disciplina tan ardua del olvido. Yo que la tengo incorporada de serie,( la maquinita esa de la verdad) cuando dentro me zumba, la ignoro, muchas de las veces porque la vida me ha enseñado a ser benevolente…y como le decía a alguien uno de estos días, se nos llena la boca hablando de “verdad” pero estamos instalados en la “impostura”. Dos besos Alexis

28 07 2008
Maldini

Hoy la ciencia adelanta que es una barbaridad; hay que ver las cosas que inventan.

(¿No recordarás, más o menos, en que pantalán se te cayó la maquinita?)

28 07 2008
Alexis Ravelo

Besos para ti también, Maitetxu. Mejor llenar la boca de otras cosas que de palabras vanas.
Maldini: Hay que ver cómo te gusta un juguete peligroso…

29 07 2008
Marlene K.

Yo también vibro sola sin maquinita…por eso a veces me echo al mar para sumergirlas todas y callar el zumbido vibrante de las mentiras propias y ajenas. Cuando vuelvo a caminar sobre la tierra, tengo los oidos medios tapados, no es exactamente olvido, más bien consciente inconsciencia…algo así…

Muacks Ale

29 07 2008
Alexis Ravelo

Un beso para ti también, Marlene. Gracias por no olvidarte de mí.

29 07 2008
Marlene K.

Eso nunca, como podría ser…bzz zumbido…jeje…ya sabes que no!
Besito

30 07 2008
Rafa

…debajo del colchón colecciono mentiras

que pasan inadvertidas

…aún se me hace duro abrir la vieja caja de zapatos

donde escondo los te quiero de mis amores fugaces

…sin embargo, debido a la falta de espacio,

hace tiempo que dejé de juntar indiferencias.

(Fragmento del poema Colecciones)

31 07 2008
sandra

Este microrrelato me trae a la memoria este Haiku de Mario Benedetti:
no sé mentir
nunca he mentido salvo
cuando he sabido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: