Para leer en la guagua (La secuela)

27 02 2009

Nada menos que Emilio González Déniz me ha hecho el honor de escribir y enviarme una continuación del cuento más reciente colgado en este blog, Para leer en la guagua. Obtenido su permiso (tras duras negociaciones con su agente, su editor y sus asesores de imagen), procedo a reproducirlo en esta entrada, no sin antes advertirle: esto me lo guardo para la egoteca, don Emilio.  

Tomás la ha escuchado hablando por el móvil y ahora sabe que Teresa está fascinada por Joyce, Faulkner y Lowry, que pertenece a la Asociación de fans de Bajo el volcán, aunque no se ha percatado de que ella tiene una tendencia casi enfermiza hacia los hombres problemáticos, desvalidos o adictos a algo, seres irregulares que ella cree que podrá redimir. No sabe Tomás que Teresa lleva el alma llena de cicatrices, pero es consciente de que es inflexible en cuanto a Lowry, y desde que sepa que él sólo le aguantó 30 líneas a Bajo el volcán ella lo descartará para siempre. Por eso, caminando desde la parada de la guagua, llegó hasta unos grandes almacenes y, en la sección de librería, pidió un ejemplar del libro de Lowry.  Su propósito era llevárselo a casa (ya no sabía dónde estaría el viejo ejemplar que lo aburrió hace años) y leerlo con rigor, reconvertir su rechazo en entusiasmo y subirse a la guagua haciendo que releía Bajo el Volcán. Pero la suerte no estaba de su parte, el libro estaba agotado y la encargada de la librería le dijo que tenía noticias de que una editora iba a sacarlo en la próxima temporada, y que seguramente estaría disponible en seis o siete meses. ¡Siete meses!, no podría aguantar, así que cogió de nuevo la guagua y se dirigió a la Biblioteca Pública con la intención de robar el ejemplar que había visto mil veces en la segunda estantería de la izquierda. De repente, una mujer lo había convertido en ladrón y  apóstata de sí mismo. Entonces empezó a comprender al protagonista de Bajo el volcán. Y a lo mejor el libro incluso puede ser bueno.

Emilio González Déniz

Anuncios

Acciones

Information

11 responses

27 02 2009
Dulce

Si alguien leyese Harry Potter sólo por mi sería tan feliz…y él sería tan tonto!!! Si es un rollo es un rollo, un libro no nos puede parecer igual a todos, es como si todo el mundo te pudiese caer bien, eso es imposible, y aburrido. Pero me gusta como sigue el cuento. Hay más????

2 03 2009
Capitan Nombrete

Hombre, por hacer publicidad, aquí hay una página de libreros de viejo, se encuentra casi de todo, y no hay que esperar seis meses o a que algún editor le de la vena loca de re-publicar: http://www.iberlibro.com/
Y por supuesto no hay que robarlo de las bibliotecas, que eso está mal.

4 03 2009
Kepa Hernando

Hoy el tipo va leyendo Bajo el volcán, y eso supone demasiada casualidad. Teresa está segura de que él debió escuchar su conversación del otro día con Mario, así que decide que ya va siendo el momento de pasar a la acción. Se acerca a él y le dice: “Me encanta ese libro”. “Lo sé”, responde él sin levantar la mirada.

(…..)

Y así empezó todo. Ahora, visto con la perspectiva que concede el tiempo, le parece un principio demasiado literario, demasiado impostado. No obstante, un principio así requiere un final a la misma altura. Parece que fue ayer, pero han pasado doce meses desde entonces, y doce meses dan para muchas cosas. El, a su lado, volvió a sentirse joven y ridículo, lo que a menudo viene a ser lo mismo. Conoció a los amigos de ella, volvió a salir a sitios que dejó de frecuentar hacía mucho tiempo, a escuchar músicas que había olvidado y a conocer otras nuevas. Ella lo leyó a él como lee a los libros y a los hombres, con fruición, con absoluta entrega, sin ambages, absorbiendo todo cuanto pudo de él. Hoy han discutido. Ha sido por una tontería, y se han reconciliado con ternura. Sin embargo, antes no hubieran discutido por eso. Se han perdido el miedo. El único miedo que les queda es el de perderse. La idea del viaje fue de él, fue el más hermoso regalo de aniversario que se le ocurrió. Lamentablemente, el antiguo hotel “Casino de la selva” fue demolido años atrás para construir en su lugar unos grandes almacenes, pero desde la terraza del hotel “Mirador” la vista del Popocatepetl es igualmente grandiosa. El sonido de la ducha cesa repentinamente, Teresa debe estar a punto de salir del baño. Tomás deja la nota encima de la cama, bien visible, y coge la botella de mezcal que pensaban compartir esta noche. Es hora de irse.

4 03 2009
Dulce

Eh, qué tierno, menos lo de irse…

4 03 2009
Kepa Hernando

No hay amor que termine bien, pero, además, bajo mi punto de vista, una historia que nace inspirada por “Bajo el volcán” y cuyos protagonistas se llaman Tomás y Teresa está bocada a un final trágico. Me pareció el cierre más coherente. En cualquier caso, gracias por lo de “tierno”, Dulce. Por cierto, Alexis, si lees esto has de saber que en cuanto colgué el comentario pensé que igual había metido la pata. Lo más correcto hubiera sido pedirte permiso o mandártelo a tu correo, pero, en fin, hecho está. Un cordial saludo.

4 03 2009
Alexis Ravelo

No hay problema, Kepa. Si ves el histórico, comprobarás que es práctica habitual insertar propuestas de secuela o interpretación de mis textos. Eso me gusta, hace que esto se mantenga vivo.

4 03 2009
Kepa Hernando

Gracias, Alexis, eso me deja más tranquilo.

6 03 2009
Dulce

Los dos sois muy tiernos, veis como si puede haber historias de amor perfectas, claro que para eso uno tiene que creer que hay muchas clases de amor.

8 03 2009
Kepa Hernando

Dos tiernos y una dulce. Este podría ser el inicio de una bonita amistad (imagínese leído con la aterciopelada voz de Anne Igartiburu)…

8 03 2009
Alexis Ravelo

Ay, corazóooooon… Jejejejejjejejejeje

28 09 2009
Ceremonias » Amores en la guagua: virus mutantes de larga incubación

[…] un tiempo, yo pasé por lo mismo. Después le ocurrió a Emilio González Déniz y otros imprudentes que no se habían vacunado. Ahora acaba de caer un buen amigo, que explora el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: