Cuidado de las flores

1 05 2009

orquidea47gm1

 

 

Aunque no es supersticioso, siente verdadero pánico, porque en la vida se dan casualidades llamativas: cada vez que regaló flores a una mujer amada, ésta dejó de sentir amor por él justo el día en que esa flor se marchitó. La solución a un problema de estas características podría resultar groseramente sencilla: abstenerse de hacer tales regalos a su pareja.

Sí, pero ¿cómo esquivar cumpleaños, sanvalentines, sanjordis, peticiones tácitas con la mirada cuando una vendedora de rosas china pulula alrededor de la mesa en el restaurante donde se está celebrando la velada más hermosa?

Por eso está aterrado. Ahora, a punto de cumplirse el segundo año de sus relaciones con Andrea, ella, después de que él le hable de la posibilidad de vivir juntos, le ha expresado sus reticencias, aludiendo a una supuesta ausencia de pasión por su parte, poniendo como ejemplo el hecho de que nunca haya tenido un detalle en forma vegetal.

Desesperado, intenta una torpe maniobra: acude a su cita de aniversario con una orquídea de papel, fingiendo que se trata de una íntima ocurrencia, de una broma secreta entre ellos. Andrea finge reírla, pero no consigue ocultar del todo su desilusión.

Esa noche, con el cálido cuerpo desnudo de Andrea contra el suyo, no consigue conciliar el sueño. Con dedos melancólicos recorre su piel provocando algún suspiro y aprovecha que ella se vuelve para olerle el cabello, acaso por última vez.

A primera hora de la mañana, entra en la floristería más exclusiva de la ciudad y compra una orquídea, rogando al destino que Andrea sea capaz de hacerla sobrevivir.





Feria del Libro de Las Palmas (2)

1 05 2009

Parece que el sábado es un “sábado negro” en la Feria del Libro: en la matiné, Los perros de agosto (13:15) y por la tarde, a las 18:15, la visita de un querido amigo, Eugenio Fuentes, que trae una nueva novela, Contrarreloj, editada por Tusquets y protagonizada por el incansable Ricardo Cupido.

Además de ofrecernos, como acostumbra, un texto estupendamente escrito para exponer un argumento bien armado, con un interesante tratamiento del ritmo y de los puntos de vista, (si leíste, por ejemplo, Las manos del pianista ya sabes de qué hablo), Fuentes aporta esta vez, un nuevo signo de originalidad: se trata de una novela negra ambientada en el Tour de Francia, esto es, en el mundo del ciclismo, ese deporte en el que “al final no gana el más rápido, sino quien aguanta mejor el sufrimiento”.

contrarreloj1

Yo en tu lugar no me perdería el acto, porque Fuentes viene poco por estos pagos y es un placer escucharle hablar.

Después no vengas con que no se te había avisado.

 








A %d blogueros les gusta esto: