Amores perfectos

9 09 2009

Era la pareja perfecta: una mujer de espuma que abrazaba y se dejaba abrazar, temblando de placer al ritmo de mis caricias. Mis manos se deslizaban por sus hombros y su espalda. Luego dibujaban costados y caderas para ascender hasta unos senos  niños, antes de volver a bajar hacia el vientre. Pensé que el contacto sería eterno. Pero aquella mujer de ensueño se derritió como el azúcar cuando volví a abrir el agua caliente. Ese es el inconveniente de las relaciones perfectas: permanecen confinadas entre los límites de lo efímero.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

9 09 2009
Dulce

Joer, qué forma de cortar el rollo, con lo bonito que estaba siendo!!!

9 09 2009
Thalía

A veces lo efímero se convierte en eterno sin darnos cuenta.

9 09 2009
cecilia varela

Alexis, gracias por tu visita en nubes rojas. Tu novela me ha encantado y más aún ilustrarla. Me quedo por aquí revolviendo cuentos y fragmentos.
un abrazo.
cecilia

9 09 2009
Alexis Ravelo

Revuelve, revuelve, Cecilia. Estás en tu casa. De verdad, tus trabajos me parecen espléndidos. Creo que el libro va a quedar estupendo.

Thalía, Dulce: discúlpenme. Tengo cierta tendencia a los finales infelices. Espero que sea sólo cuando escribo. jejejejejeje

10 09 2009
VALK

¡Cuanta razón llevas!.

12 09 2009
gREtel , HassEN y la brujo-compañía

……tan vez nada mas lo efimero es el horizonte de los sentidos..
sintiendo,
sentirse,
sientanse,
sentir
sentires y rés més…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: