Para abordar el Pequod

8 11 2009

“Llamadme Ismael”, dijo la joven señora Ahab, convenientemente travestida, antes de enrolarse  en aquel barco en cuyo alcázar sabía al hombre que la fascinaba, obsesionado por todo aquello que no fuera ella.


Acciones

Information

4 responses

8 11 2009
Aryán

Quizá “travestirse”, u otro gesto vital radical y auténtico, sea la única manera de unirse a aventuras tan malditas como sagradas.

9 11 2009
Capitan Nombrete

Esto le da otra perspectiva a aquella noche que pasó con Quickquick. (el enorme maorí, no recuerdo muy bien cómo se escribe su nombre)

9 11 2009
Alexis

Queequeg. Y sí, Capitán, si Melville (entre eso y la descripción de Billy Bud, por ejemplo) no tiene un punto gay, que venga Dios y lo vea.
Aryán: interesante reflexión. Sin sacrificio no hay heroicidad, ¿no?

10 11 2009
Dulce

Lo que hace una porque la quieran como no se es!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: