Aritmética imprecisa

9 09 2010

Uno puede levantarse. O continuar sentado, si quiere, pero puede levantarse y salir a la calle, después, eso sí, de ponerse los zapatos: uno nunca debe olvidar ponerse los zapatos, si es que se pretende pisar las aceras, tan sucias de polvo y humanidad. Una vez allí, uno puede recorrer el barrio, reencontrando vecinos, reconociendo rostros. Uno puede jugar con un gato que le observa a uno con imperturbabilidad de místico, o tomar café en el bar de enfrente, en una de esas tazas que son un abismo. También puede uno comprar uno de esos panes blancos que huelen a hogar y a Tiscamanita y compartirlo con el hombre que hurga diariamente en los contenedores. Y no solo eso: uno puede compartir algo más que el pan con ese hombre, porque a veces la palabra reconforta más que el pan. Así, si uno charla con ese hombre a quien otros temen o desprecian, es posible que uno aprenda algo y reconozca en él a un hermano que tuvo peor suerte en el reparto de la herencia. En realidad, uno sabe tan poco de la vida, de lo que hace que sea ese otro hombre, y no uno, quien rebusca en el contenedor.

Averiguado esto, quizá uno vaya por la vida de otra manera; puede que vea las cosas de otro modo en ese paseo en el que, quién sabe, acaso los perritos le saluden y las ancianas conversen con él mientras el sol se abre paso a codazos por entre las nubes para regalarle a uno un día de junio en pleno septiembre.

Por supuesto, también puede uno optar por quedarse en casa, por no ponerse los zapatos, por no levantarse del sofá. Hay tantos programas interesantes en la tele, tantos libros por leer, tantas siestas que echar.

Pero es justo que uno sepa lo que se pierde si se queda sentado; es justo que sepa que cuando uno se queda sentado, uno es solo uno y que, cuando uno se pone en pie, uno ya no es solo uno; que cuando sale a la calle, uno es más.


Acciones

Information

9 responses

9 09 2010
Antolín

También allá donde hay más de uno, uno es uno más, quizás.
Un abrazo,

9 09 2010
Eduardo González Ascanio

Y menos mal que uno es sólo uno, que ya es bastante penitencia. Feliz regreso.

9 09 2010
Cristina

Ahora me siento mal por no haber salido esta mañana, jeje. Muy bueno, Alexis, como siempre. ¡Besos!

9 09 2010
Mariola

“….porque a veces la palabra reconforta más que el pan” . Parece que en estos tiempos que corren mucha gente en el fondo se siente sola. Y lo que necesitan es que sólo uno, se pare, lo mire y le dé los buenos días. Y si además le preguntan ¿ qué tal va el día? entonces se sentirá como si “el sol se abriera paso a codazos por entre las nubes para regalarle un día de junio en pleno septiembre.”

9 09 2010
Juncal

Uno de estos días reflexionaba sobre cosas parecidas. Comparto que hay que salir, sobre todo cuando no se tiene ganas. Bienvenido a tu blog. Qué secura de verano, aunque parece que el padre de Eladio nos va a dar un invierno fecundo. Besos.

9 09 2010
Raquel

bienvenido, debemos salir, mezclarnos y llenarnos de ruidos y de personas, encontrarnos y regresar a ese rinconcito de la casa tan acogedor donde nos ayuda a reflexionar que uno no es sólo uno. Gracias por estar. Besos

21 09 2010
Caco

Me encanta curiosear, me gusta lo que cuentas.
Me gusta como me siento cuando te leo.

Gracias por darnos esas píldoras de vida en forma de palabras.
🙂

21 09 2010
Alexis Ravelo

Gracias a ti, Caco, por pasarte por esta casa que es la tuya.

13 10 2010
VALK

Para empezar, y antes de seguir leyendo el texto, acabas de traer a mi mente recuerdos de cuando viajaba a Fuerteventura y Lanzarote una vez al mes; recuerdos a pan recién horneado, cuando comprábamos el bocadillo en la panadería de Tiscamanita, y nos lo comíamos en la plaza del mismo sitio, que quedaba (y supongo que seguirá existiendo después de 10 años) en frente de dicha panadería. Luego una siestita en los duros bancos de manpostería y a seguir trabajando…..Qué bellos recuerdos…
(sigo leyendo tu texto).
Cuando dices que a veces la palabra reconforta más que el pan, y que puedes compartilo, trajiste a mi mente unos versos de Chinato:

A la sombra de mi sombra
me estoy haciendo un sombrero;
sombrero de largas pajas
que he recogido del suelo.

Lo haré con el ala ancha,
que casi llegue hasta el cielo
pa´muchas veces no ver
las cosas que ver no quiero.

No quiero ver injusticias ni miserias;
no quiero ver militares ni princesas;
no quiero ver dictaduras ni pobrezas;
no quiero ver religiones ricas, ni reinas.
Que sólo quiero yo ver a los pobres sin miseria;
a los ricos sin dinero desnudos en esta tierra;
a infinitos corazones unidos por el amor
y unidos contra la guerra.

A la sombra de mi sombra
me estoy haciendo un sombrero
pero voy a dejar de hacerlo
para luchar con dos güevos.

(sigo leyendo tu texto)
¡Es triste, pero Real!. Maravilloso, como siempre, y como otros textos tuyos, esperanzador, al menos para mí, porque a veces estoy demasiado anclada a mi casa, así que tendré que ponerme los zapatos más a menudo y recordar que también puedo caminar por esas “aceras sucias de polvo y humanidad” . Menos mal que siempre hay gente ahí afuera, como tú, que te recuerdan, que el sol también necesita verte, como al resto de seres vivos. No sé a quié le oí decir una vez, que uno no sabe lo que es padecer, cuando uno, no es capaz de vivir en el cuerpo y la mente del otro por un tiempo, entrar en sus pensares, en sus sentimientos, para comprender que uno, también puede ser uno, pero en otras circunstancias mucho más desfavorables, de las que, tal vez, uno, viva, haya vivido, o vaya a vivir. Es el poder de la Empatía; nada más cierto, nada más honrado. No es necesario rebuscar en la basura para saber que tienes la misma disponibilidad de ser ese otro Ser, que por un accidente o un error de elección ha llegado a ese nivel. Uno es uno, cuando después de vivir las desgracias de los demás, dá las gracias de tener la vida que uno ha elegido, o la que a uno le ha tocado por azar, incluso sin haber jugado.
Uno sólo es Uno cuando sabe ser Otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: