Mis libreros favoritos, 2. Sueños de Papel

12 11 2010

Ya saben mis amigos y la mayoría de mis ex que casi nunca cumplo con lo prometido. Pero como tengo cuerpo de fiesta, voy a continuar con la serie dedicada a mis libreros favoritos, que comencé con el Café del Libro La Comedia. Y continúo, como en aquella ocasión, con una librería también joven: Sueños de papel.

Corriendo los tiempos que corren, hacen falta agallas para abrir una librería. Todavía más si se decide uno a hacerlo en solitario. Pero, además, hay que tener el valor y el ímpetu de quince bueyes para hacerlo en una zona donde hay un gigante comercial, de esos que venden libros como venden coles, relojes o plumeros. Ya sabes de qué gigantes hablo: esos que venden libros al peso y no los tratan con el cariño que merecen. Pues bien, esto es lo que ha hecho el escritor y vicioso de los libros Rayco Cruz: abrir Sueños de papel, una librería en plena avenida Pintor Felo Monzón, en la zona de Siete Palmas, echando un pulso a un mastodóntico (y en mi opinión, deshumanizado) centro comercial, siempre favorecido por los sucesivos gobiernos de este país frente a las pequeñas y medianas empresas.

Sueños de papel es un negocio modesto, luminoso y tranquilo (a mí me recuerda a una pequeña librería que había en la calle Sor Simona y a la que me escapaba a comprar novelas de Sven Hassel y Robert Ludlum cuando tenía catorce años y poco criterio, pero mucha sed de palabra). Pero no te equivoques: tiene trastienda. Al final de un pasillo existente al fondo, hay un local donde ocurren cosas de lo más interesantes: charlas, presentaciones, mesas redondas y partidas de juegos de rol. De hecho, pese a no estar situada en el centro, Sueños de papel se está convirtiendo en un referente para los aficionados al rol, la ciencia ficción, la fantasía épica y lo gótico. Por allí pasan muchos de los autores que se decantan por estas corrientes, como Carlos González Sosa, Ramón Navas (el lado oscuro de Nomar Savan) y Víctor Conde.

Sin embargo, no solo por ahí va la cosa. En Sueños de papel hay también cuentacuentos (la librería presta especial atención a la sección infantil y juvenil), un club de lectura y hasta una periódica feria del libro de segunda mano y ocasión (Sueños de papel, 1-Crisis,0).

Y otro dato positivo: quizá porque el propietario es autor y sabe lo que eso duele, en Sueños de papel se trata a los autores con respeto y no se les coloca aparte porque sean canarios. Si escribes novela negra, tu libro estará con la novela negra; si escribes libros de viajes, con los demás autores de libros de viajes estarás. Esto es: se permite al libro canario (o escrito por canarios) competir en condiciones de igualdad con los autores foráneos.

Así pues, si eres de esas personas que aman los libros, la próxima vez que te muevas hacia Siete Palmas (quienes viven allí ya la conocen), no olvides dejar el coche quieto un rato, pasear hasta el número nº32 (Edificio 10, Local 5) y entrar en Sueños de papel. Si tienes un ratito y charlas con Rayco Cruz te llevarás más de una grata sorpresa.

Dos libros comprados allí: La conquista de Oxit, de Carlos González Sosa y Ojalá fuera cierto, de Marc Levy.

Consejos para usuarios de librerías: tu librero no siempre podrá tener ejemplares del libro que buscas. Pero, si le consultas, podrá conseguírtelo en una semana, como mucho.

Próxima parada: Librería Nogal.


Acciones

Information

9 responses

12 11 2010
VALK

Desde luego, es encomiable lo que estás haciendo. ¡Salud por la idea!, y por supuesto que pasaremos por allí.
A título personal, eres un buen referente de lo que debe ser un ciudadano coherente con sus principios.
No cambies nunca, Alexis.

12 11 2010
12 11 2010
Rayco Cruz

Joe, Alexis, me has puesto los pelos de punta. Muchas gracias por estas palabras (que conste que no le he pagado por ellas, ni le he prometido una hija en matrimonio, ni nada por el estilo, jeje). Es un detalle por tu parte, tanto las palabras que dedicas a mi humilde proyecto como el hecho en sí de que le hayas dedicado un ratito de tu tiempo a escribirlas y subirlas a la red. Eres un tío grande, pero más grande es el abrazo que te has ganado, señor.
Un abrazo, pues.
Rayco

13 11 2010
Carlos González

Un 10, Alexis. Das en el clavo: una librería para quitarse el sombrero, y un librero que ya quisiera Karl Konrad Koreander (¿era así? Es que leí el libro cuando era pequeño).
Un abrazo a los dos.

13 11 2010
Alexis

Valk, no dejes de hacerlo.
Rayco: No hay de qué, Rayco y no lo digo como una fórmula de cortesía. Lo cierto es que tenemos suerte de que existan rinconcitos así.
Carlos: la pena es que no podamos escribirlo al revés… jejejejeje.

15 11 2010
Paco Camarasa

Hay gentes que no pisan nunca una librería. Que compran sus libros en aeropuertos e hipermercados, y que creen que lo “modelno” es ir a esos espacios frios que pàrecen aeropuertso.
Y no hace falta que digan nada. Se les nota
Paco Camarasa, librero.

15 11 2010
Alexis

Amén, Paco. Además, tiene delito: el libro tiene precio único. Entonces, ¿por qué no adquirirlo donde nos tratan mejor y de una manera más personal? Aparte, yo nunca me he encontrado una “joyita” en unos grandes almacenes. Eso, el encuentro con esos libros que se promocionan en voz baja, de lector a lector, sólo me ha ocurrido en librerías de verdad.

4 12 2010
VALK

Pasé el viernes de la semana pasada y me encantó. Además está justo detrás de dónde viven unos familiares, así que no tengo problemas para acceder a esta librería. El dueño, Raico, es un chico estupendo. Simpático y atento, y ha sido la única librería que me ha encontrado y mandado a pedir un libro que lleve un año y pico buscando, La Oca del Sr. Bush. Por otro lado, me sorprendió las referencias a Silent Hill, y el juego de rol que, según me dijo Raico, adaptó un chico de aquí al rol de mesa. Una de mis primas había llevado allí a su niño, en la parte de atrás, a un Cuentacuentos. Así que no tengo por más, que hacer una fabulosa propaganda de esta librería, porque es de Fábula.
¡Me la quedo!.

19 12 2012
En estos días tontos de diciembre « Ceremonias

[…] veces por azar, a veces porque el propio librero las propicia. Como, por ejemplo, en el caso de la Librería Sueños de Papel, a la que dediqué una entrada en una truncada serie sobre mis libreros […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: