Querido controlador

4 12 2010

Querido controlador:

Tú sabes que nunca caíste simpático en este país (los pijos, los privilegiados, los prepotentes no suelen caer bien), y ya estarás acostumbrado a que la gente te escupa en el apellido. Puede que por eso te dé exactamente igual que, ahora mismo, la ciudadanía al completo te odie.

Ya sé que tú siempre pretendes disfrazar la defensa de tus privilegios con el lenguaje que corresponde a las uniones obreras en la lucha por sus derechos, pero hasta ahora no te ha salido bien; no hay más que ver cómo te vistes, cómo hablas, cómo te mueves para constatar que cualquier parecido entre tú y un trabajador es mera coincidencia.

En cualquier caso, podrías luchar por esos privilegios (que tú llamas derechos) de la misma manera que los trabajadores. Como seguramente no sabes mucho de democracia, intentaré ponerte al día: En un país democrático, hay varias formas de hacer huelga. Lo más habitual, es una huelga convencional, con preavisos, servicios mínimos y descuento del salario de las horas no trabajadas. Sin embargo, no eres capaz de hacer eso. Eso es cosa de personas valientes, de las que saben que se juegan sus puestos de trabajo, de las que están dispuestas a perder salario y seguridad laboral en pro de la justicia social. Prefieres tomar el sendero de la traición, una traición que toma la forma pueril del niño que no quiere ir “al cole” porque el profe le tiene manía; prefieres llevarte el juego de mesa porque no te dejan ganar a toda costa.

Me paso la vida apoyando las causas que creo justas. La tuya no lo es (por muchas excusas que pongas, no lo es) y no pienso apoyarla. Ayer pasé unas cuantas horas en un aeropuerto, formando parte de un grupo que pretendía acudir a un encuentro en el que se habían citado diversos colectivos y organizaciones no gubernamentales y que, finalmente, se quedó en tierra. De todos modos, eso da igual. Es lo de menos. Éramos todos adultos jóvenes (algunos, como yo, menos) y nos lo tomamos con filosofía. Corrió la cerveza e hicimos bromas. De hecho, muchas versaron sobre ti. Por ejemplo, alguien sugirió que en los bares deberían prohibir la entrada de animales y de controladores aéreos. Igual que quienes cumplen penas de prisión, nos tomamos con humor y solidaridad nuestro presidio. Hice, incluso, algunas buenas amistades que espero conservar. Eso debo agradecértelo.

Con nosotros, había muchas personas (en su mayoría trabajadores) que habían visto frustradas sus vacaciones. Que habían pagado noches de hotel, entradas a teatros o museos o viajes a otros países que ya no podrían disfrutar. Eso no es agradable, pero, en cualquier caso, no llega a ser grave.

Lo que me fastidió (y eso me fastidió tanto que, de tenerte ante mí, hubiera dejado de ser el individuo pacífico que soy), fue una serie de encuentros: el encuentro de un padre que intentaba dar el biberón a su hijo, quien llevaba secuestrado el mismo número de horas que él en la terminal; el de una pareja anciana que se había quedado sin poder volver a su país; el de una chica que hablaba por el móvil con una amiga (la amiga era de Zaragoza y había ido a El Prat para volar a encontrarse con nosotros; en ese momento, estaban echando a la gente del aeropuerto barcelonés y la joven, que no conocía a nadie en Barcelona ni tenía dinero para pagarse un hotel, estaba asustada).

Vi, en fin, algunas de las consecuencias desagradables tu egoísmo feraz; de tu insensatez más absoluta; de tu irresponsabilidad rayana en el terrorismo.

Algunos llaman a esto “huelga salvaje”. Esto no es una huelga. Esto es el simple amotinamiento de un puñado de señoritos. Y no tengo por costumbre ponerme del lado de los señoritos.

Así que, por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con el Gobierno: que te lleven por la oreja a tu puesto de trabajo y, si no lo desempeñas (sé que lo harás, porque no tienes lo que hay que tener para jugarte nada), te lleven a la cárcel. Además, espero que te lluevan las demandas civiles por parte de las compañías aéreas. Espero que no sean tus jefes, sino tu colectivo, quien pague todo este desastre que has montado. Y espero, además, que luego (en cuanto se pueda formar a quienes puedan hacer ese trabajo tan importante que te han dado a ti porque pensaban que eras una persona seria) te despidan y te echen a la calle.

Nada más. Esperando que la salud te dure muchos años, para que así puedas pagar todo el daño que has causado, se despide:

Un usuario.


Acciones

Information

14 responses

4 12 2010
Sam

Quítame todos los derechos que tengo… ¡pero no me toques mi viaje de puente!

http://www.kaosenlared.net/noticia/quitame-todos-derechos-tengo-pero-no-toques-viaje-puente

4 12 2010
VALK

¡Bien, bien, bien, bien, ese es mi Alexis!. Mmmmmuak.
Sí señor, reinvidicador, honesto, sincero, sí sís y sí. Bye

4 12 2010
rss

Excelente entrada, no añadiría ni quitaría ni una coma.

Un saludo

5 12 2010
Asier

No hay cosa que mas me joda, que cada vez que hay una huelga de lo que sea (Sea metro, autobus, sanidad, camioneros, trenes, pilotos……) todo el mundo se queje de manera tan desproporcionada, cuando constantemente bancos y gobiernos nos estan dando por culo a diario…. Bueno si hay algo que me jode mas, y es el leer y oir como se acusan a otros gremios (sobre todo a los funcionarios) de que son unos privilegiados…TODOS PODEMOS PRESENTARNOS A UNAS OPOSICIONES para tener ese chollo de vida que tienen, ¿porque no lo hacemos? ¿aceptariamos luego el tener responsabilidad penal en caso de accidente?¿o el aguantar a tango bocachancla experto en aviacion qe solo ha volado una vez y con raianair….?

Por otro lado, no entiendo porque consideras que esta huelga no es de valientes. Es cierto que no es lo mismo hacer huelga cuando cobras 1000€, y faltar un dia te supone no comer ese mes, que cuando cobras 50000…. Pero tampoco es lo mismo jugarte tu trabajo, que jugarte tu libertad por desobediencia…

5 12 2010
kinito

Asier. Entiendo por tu post que defiendes igualmente la postura de ETA, GRAPO, o BIn Ladem? Ellos defienden sus “derechos” a “su” manera. Espero que no pretendas argumentar que no se ha puesto en peligro vidas humanas con la barbarie de estos señores. ¿puedes asegurarlo? Tal vez yo pueda demostrarte lo contrario.
A lo mejor pudiera haber pensado que en el fondo tenían razón en sus reivindicaciones. Dadas sus formas, desde ayer eso ha dejado de importar.
Saludos.

5 12 2010
Saulo

Asier: ¿el presentarse a unas oposiciones y aprobarlas da derecho a hacer la salvajada que han hecho estos niñatos este fin de semana (con mi dinero, entre otros)? Eso será nuevo, entonces. Yo pasé unas oposiciones también, y si quiero hacer huelga tengo que preavisar, respetar los servicios mínimos y todas esas cosas llamadas “garantías constitucionales”. Lo que ha hecho esta gente se llama DELITO (o putada, según se mire). No los defiendas: lo que han hecho es indefendible. En lo que no coincido con Alexis es en ponerlos a la altura de los animales…. No, ellos están varios escalafones por debajo de mi mascota (“ella nunca lo haría”), jajaja.

5 12 2010
Edu

En un país democrático, hay varias formas de hacer huelga. Lo más habitual, es una huelga convencional, con preavisos, servicios mínimos y descuento del salario de las horas no trabajadas.

Claro, y si entonces los servicios mínimos te los ponen al 110%, como les pasó a estos señores la última vez, pues te aguantas, porque en democracia hacer huelgas está bien, pero sin molestar a nadie, no sea que tengan algún efecto. ¿No es resulta sospechoso que la posición de los controladores (bastante clara aquí ) no se haya escuchado en ningún medio de comunicación? Y a kinito: tíiiiiio, ¿comparar una huelga, por muy salvaje que sea, con el homicidio? Las comparaciones exageradas tienen un nombre: demagogia.

6 12 2010
Alexis

Asier: Tendríamos que ponernos de acuerdo, para empezar, en una cosa: ¿ha sido esto una huelga? Porque, como en otras ocasiones, lo que yo he visto por parte del colectivo de los controladores ha sido un comportamiento característicamente mafioso. Me explico: el sindicato dice que no irá a la huelga, pero añade la coletilla de que no puede responsabilizarse de los comportamientos individuales de sus representados, “porque están muy nerviosos”. Luego, siempre sin declararse en huelga, deciden, colectivamente, no acudir a sus puestos de trabajo. Eso no es una huelga, en mi opinión. Y, no sé, normalmente, nunca me he quejado de ninguna huelga, por salvaje que fuera, porque entiendo que quien llega a actuar de esa forma lo hace porque no tiene otro remedio. Pero, repito, esto que han hecho los controladores no es una huelga.
Por otra parte, Edu, no es cierto que no se hayan oído las declaraciones de los controladores. En varios informativos de varios canales he escuchado las declaraciones (completas y una y otra vez) de los representantes de los controladores. Te pongo como ejemplo Canal 24 Horas y CNN+, por citarte a dos que, supuestamente, son bastante afines al Gobierno. Así que, lo que dices, sencillamente, no es cierto (prefiero confiar en tu buena fe y pensar que no las viste, porque quizá estabas viendo otros canales, a llamarte mentiroso).

6 12 2010
Alexis

Por cierto, Asier, olvidaba comentar mi opinión sobre la última parte de tu comentario. Que yo sepa, en cuanto se han jugado “su libertad”, los controladores han cesado en el plante. Lo cual me ratifica en mi opinión de que sus acciones han sido cobardes: mientras su plante solo traía consecuencias negativas para los demás (esto es, principalmente los usuarios), lo han mantenido sin ningún problema; en cuanto le han visto los dientes al lobo, han corrido a las torres (no me creo eso de que los hayan llevado a punta de pistola, fíjate tú por dónde).
Dejémonos de tonterías y dejémonos de excusas: los controladores aéreos han intentado hacer el chantaje que están acostumbrados a llevar a cabo cada vez que les ha convenido, sin pensar en las cosecuencias (o pensando bien en ellas) que pueden traer al resto de la sociedad; pero esta vez se han pasado de la raya y, por una vez, el Estado se ha defendido y les ha puesto en su sitio.

6 12 2010
Fer

Es cierto que los medios de comunicación masivos nunca son fiables si se habla de llegar a la verdad. No lo son cuando buscamos una buena marca de detergente, mucho menos lo serán si hablamos de transparentar las acciones del gobierno. Debemos mirar otras fuentes de información para darnos cuenta que efectivamente nos dicen lo que quieren, aunque en algunos casos nos sorprendemos con lo que encontramos. Algunos casos como éste.
Una huelga es necesaria en muchos casos, si está bien fundamentada. Si no lo está es mejor quedarse quieto. El problema es que en algunos casos no se trata sólo de patalear com un infante sin que me hagan caso porque lo que pido está fuera de la razón. En algunos casos al patalear tiro todos los estantes, y entonces es cuando empiezan los problemas. A nadie le gusta que un niño enrabietado le tire por el suelo las repisas con la comida. Por el procedimiento y las consecuencias, aparte del hecho de que se quejan por perder unos privilegios que no se merecen, lo que han obtenido como resultado es una opinión pública mosqueada, y con razón.
De todas formas quejarse sin razón, aparte de un deporte nacional es un derecho constitucional, pero no más fundamentado que en casos de verdadera necesidad. Los requisitos legales a la hora de reclamar nuestros “derechos” están ahí para algo, y a nadie le parecen abusivos; liarse a tortas con un viloento no es forma de reivindicar la paz, para eso se crearon las vías diplomáticas. Si después de una convocatoria bien establecida te bailan la marioneta fijando unos servicios mínimos que están por encima de los servicios mínimos no te puedes quejar; es lo que hay por patalear sin motivo, que te castigan con más horas de deberes.
Un pastón es lo que cobra este sector, un pastón más que considerable, ya sea aceptando el mínimo del que se habla (ni más ni menos que 50.000 euros anuales), o dejándonos convencer por otras fuentes (200.000 euros según informaciones del gobierno, más de 300.000 en un artículo escrito en primera persona).
Cobrando lo que cobran y teniendo en cuenta que se paga con las arcas del estado, es fácil pensar que no tienen derecho a quejarse, aunque también es cierto que una prostituta de lujo, por mucho que cobre, no tiene por qué consentir que la apaleen en pleno acto de servicio.
Según la versión de los controladores con el nuevo decreto han hecho que en el cómputo de las horas anuales no se incluyan el tiempo de vacaciones, de bajas, de formación ni de horas imaginarias. En el caso de una jornada laboral común a la del resto de españoles (los que tienen suerte, claro), de 1670 horas, hace que realmente quede poco tiempo libre para relajarse y descansar. Pero si te paras a analizarlo en prácticamente ningún trabajo se incluyen las horas de formación (que las tenemos todos) y las vacaciones son casi nulas (con lo cual da igual que se cuenten o no). De las imaginarias ni hablamos; no estando en sala no tienen absolutamente nada que hacer con lo que pueden dedicarse a contestar miles de comentarios en blogs demagógicos. Desarrollan muchas horasque no estarán incluidas en la jornada, pero como en prácticamente la mayoría de los trabajos, en los que te tienes que aguantar y quedarte pringando, pero sin cobrar, y no cobrando las horas extras como si las pasaras cagando oro (igual que en el caso de las horas de baja, con lo que cobran ya está bien que encima se las incluyeran en el cómputo).
Lo más interesante de todo el caso es el motivo real por el que no hay un mayor número de controladores aéreos para repartirse la jornada; quien se reparte el trabajo además tiene que repartirse el pastel, y eso ya no es tan agradable. Tú ven y me hechas una mano, pero no te comas lo que tengo en la nevera.

Nada es fiable al cien por cien. Cada cuál que saque sus conclusiones.

Artículo de un controlador que no defiendo a su colectivo.
http://www.libertaddigital.com/opinion/francisco-capella/huelga-de-controladores-aereos-55769/
Vs
Blog de una controladora que defiende a su colectivo.
http://controladoresareosyotrashierbas.blogspot.com/2010/12/ver-si-nos-entendemos.html

7 12 2010
PEP

Que les den y que asuman consecuéncias.
Buen viaje, señoritos de restaurántes caros
y vida pija, espero que os acordeis de la langosta
y las ostras en la carcel ahhhhh!!!! y del campagne
frances. Que os deeeeeeeennn!!!!!!!!
Salut y ventura.

7 12 2010
Humor controlado | finaldechiste.com

[…] estos se niegan a presentarse en su puesto de trabajo.En Blogs:Dani, flashbacks de un controlador.Querido controladorWikiLeaks filtra impresionantes imágenes de los aeropuertos españoles (en este mismo blog)En 9 […]

13 12 2010
Victor

Estoy de acuerdo con Alexis en que no se trata de una huelga. Ojalá los controladores pierdan sus privilegios. Ojalá que esta crisis (entendida como oportunidad) sirva para aumentar nuestra consciencia. Protestar es necesario, mas insuficiente. A la calle. A trabajar en la otra dirección. Que los cambios nos cojan entrenados con nuestra gimnasia política. Ojalá que la actual casta política se vaya alejando de la representación popular. Por cierto, a mi no me representan, y soy profundamente pesimista con que me puedan representar otros.

1 01 2011
ginesdegea

Claro que sí Alexis, es como tu lo expresas, no hay otra forma para explicarlo, estamos todos de acuerdo, la cosa no tiene ninguna otra lectura, vale. Pero ¡coñas y recoñas! mucha mano deben tener estos señoritos cuando nos vemos de esta guisa, a estas alturas, requetediciendo lo mismo que ya supimos hace mas de un año y viéndonos cada vez más puteados. ¿Mucha mano? o quizá mucho familiar allegado a palacio. Cuánto nos duelen esos cortesanillos de medio pelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: