Jam con Jam en Música y Relatos

28 06 2011

Tras un paréntesis sanjuanero, vuelve Música y Relatos. Este jueves, a las 19:45, el patio de San Martín Centro de Cultura Contemporánea será el escenario de Jam con Jam, una jam session en la que se combinarán el jazz y los microrrelatos.

Creemos que es un excelente prólogo al Festival Internacional Heineken Jazz & Más, que comienza justamente el viernes.

La San Martín Jazz Band (y los músicos amigos que se le sumen) irán combinando sus interpretaciones con la lectura de microrrelatos por parte de escritores que leerán sus propios microrrelatos (esas píldoras de literatura, para leer rápido y pensar despacio). Ya han confirmado su asistencia una decena de autores pero, por supuesto, se trata de una convocatoria abierta, así que tú también puedes participar. Para ello, simplemente, solo tienes que presentarte allí con tus propios minicuentos y leerlos.

Esto es: si eres microrrelatista y tienes textículos, o si eres músico o música y tienes instrumento, puedes, si te apetece, participar activamente y no solo como público.

Y ahora, la pregunta, la eterna pregunta, casi metafísica:

¿Qué es un microrrelato? No seré yo quien me atreva a intentar contestarla, pero, para la presente convocatoria entenderemos, como convención, que es un texto narrativo en prosa que tiende a la sorpresa, a la ambigüedad, a los juegos de lenguaje, al humor y/o a la inquietud, utilizando un mínimo de recursos y no extendiéndose más allá del mínimo de palabras necesario para cumplir su objetivo (si te gustan los límites exactos, pondremos un límite máximo de 250 palabras, incluyendo el título).

¿Necesitas un ejemplo? Ahí va uno, que figura en el Confabulario, del autor mexicano Juan José Arreola:

Cuento de horror

La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones.

Eso es, para mí, un microrrelato.

Así que ya sabes, si te gusta el Jazz y te gustan los microrrelatos: Jam con Jam en San Martín Centro de Cultura Contemporánea (calle Ramón y Cajal, 1). Te prometemos una sesión amena (e histórica, porque es la primera que hacemos este experimento por estos pagos) que te dejará buen sabor de boca.

 

 








A %d blogueros les gusta esto: