Verano laborioso

19 08 2011

No: no he estado de vacaciones. Precisamente por eso es por lo que no he podido actualizar este blog en las últimas semanas.

En el Laboratorio Creativo Anroart hemos estado celebrando un Taller de Introducción al Cuento Literario y ahora, antes de abrir la matrícula del Taller de Introducción a la Narrativa (ya sabes, talleres estables), tendrá lugar un Taller de Textículos. Claro, microrrelatos (teoría y, sobre todo, práctica), ese tipo de textos tan aparentemente popular y tan radicalmente desconocido.

Toda la información está en laboratoriocreativoanroart.wordpress.com. Hay muy pocas plazas, así que, como siempre, las solicitudes se atenderán por estricto orden de llegada.

Anuncios




Cristianismo radical

19 08 2011

 

 

                          Es un hecho. Y un hecho es la cosa más convincente de este mundo.

Mijaíl Bulgákov: El maestro y Margarita.

Cuando el Diablo volvió para sembrar la iniquidad y el caos, no eligió Moscú, sino Madrid. Caía la tarde el jueves 18 de agosto del Año de Nuestro Señor de dos mil y once y el viejo Voland vio desfilar las huestes de jóvenes cristianos de todas las nacionalidades, arengados por decrépitos hombres de iglesia, que les animaban a provocar a quienes se sentían pisoteados. Curiosamente, las más agresivas eran las chicas. Voland nunca entendió por qué estaban tan empeñadas en pertenecer a un club que jamás las admitiría en su junta directiva. También vio a siniestros hombres de azul, que propinaban los golpes que aquellos no se atrevían a repartir. Finalmente, en el televisor de un viejo bar (donde no le permitieron fumar), entendió el motivo de todo aquello: allí estaba aquel hombre de blanco, intentando que resultara amable su rostro de sonrisa siniestra, mientras pedía a sus cachorros que retornaran a lo que él denominaba un “cristianismo radical”.

Entonces comprendió que allí él no tenía nada que hacer: ya se encargaban los católicos de llevar a cabo su tarea. Pero se moría de aburrimiento, a causa de sus noventa años de inactividad. Pensó en otro destino. ¿Cuánto tiempo hacía que no se pasaba por Wall Street?

 








A %d blogueros les gusta esto: