Resaca agradecida

6 12 2012

Antes de encomendarme a San Actrón para que me cure esta autointoxicación etílica inducida por propia voluntad y las malas influencias, me pongo ante el teclado para expresar mi agradecimiento a quienes agasajaron ayer a este escritorzuelo en la presentación de Morir despacio.

Portada de Fernando 'Montecruz'

Portada de Fernando ‘Montecruz’

Echábamos un pulso a Alonso Quesada, cuyas obras, editadas por el Cabildo Insular de Gran Canaria, se presentaban a la misma hora y a solo unos metros, en la Casa Museo Pérez Galdós. Sin embargo, en el Museo Domingo Rivero nos reunimos un buen centenar de personas, para hablar de novela negra y, sobre todo, de sociedad civil en movimiento.

Me gustaría saber el nombre y apellidos de cada uno de esos asistentes, para consignarlo aquí. Pero ya que no es posible, sirva esta entrada para darte las gracias por el apoyo y la participación.

Debo dar las gracias a los medios de comunicación y a los internautas que han ayudado a difundir esta convocatoria. Sin ellos no hubiera sido posible hacer eso que hicimos ayer.

Tampoco hubiera sido posible hacer nada de esto sin Jorge Liria (por supuesto), sin Fernando Montecruz (como Eladio, al final no vino, pero estuvo allí), sin Juan Manuel Brito y Javier Doreste, sin Pepe Rivero y el equipo del Museo Domingo Rivero y sin Thalía Rodríguez.

Hoy, día de la resaca, guardo un cachito de corazón para todas y cada una de las personas que estuvieron allí, en cuerpo o en alma, para demostrarle una vez más a este juntaletras que romperse la cara contra el muro de la página en blanco sigue valiendo la pena.

 

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: