La II República Española y sus primeros representantes

24 11 2013

El 12 de abril de 1931 se celebran en España unas elecciones municipales que se decantan claramente a favor de las candidaturas republicanas. El 9 de diciembre de ese mismo año es aprobada la Constitución de la II República Española. Entre una y otra fecha tiene lugar un proceso pacífico, pero delicado y complejo, de transición. Este es el periodo al que Jorge A. Liria Rodríguez ha dedicado muchos años de esfuerzo e investigación, los cuales han dado como fruto La II República Española y sus primeros representantes, uno de esos libros que serán de mucha utilidad al lector interesado en la Historia y, sobre todo, a quien desee hacerse de herramientas que le ayuden a comprender nuestro presente.

iirepublicarepresentantes

Con rigor, sin arbitrariedades interpretativas (al contrario que muchos seudohistoriadores que en los últimos años han llenado escaparates con sus revisionismos interesados sobre este periodo y el inmediatamente posterior), Liria divide su libro en cuatro capítulos. Los dos primeros están dedicados, respectivamente, al proceso de proclamación y a los primeros representantes surgidos de las elecciones de junio, incluyendo un interesante material: las fichas de todos y cada uno de aquellos hombres y mujeres que se convertirían en artífices del proceso constituyente. Los dos últimos dan cuenta de la redacción de la Constitución de diciembre de 1931, incluyendo los textos íntegros de su anteproyecto, los votos particulares al texto de la Comisión Jurídica Asesora y el texto definitivo.

puerta-del-sol1196x900-418

La aparición de este libro ha supuesto para mí una doble alegría. La primera tiene que ver con lo afectivo; la segunda, con la sed de conocimientos. Y es que este libro está escrito por un buen amigo historiador, que durante años ha aparcado su carrera para dedicarse a difundir las obras de otros desde diversos proyectos editoriales, y es justo que retome su labor investigadora; pero, por otro lado, el volumen representa una fuente de información (y formación) de valor difícilmente calculable y muy necesaria en este mundo donde Vidales, Moas y toda una caterva de opinadores de medio pelo ensucian constantemente la memoria de los justos con sus falacias y sus (por llamarlas de alguna manera) inexactitudes. Saber qué ocurrió realmente en aquellos meses, contra qué régimen constitucional concreto se dirigió el golpe de estado de julio de 1936, por qué y de qué manera salió realmente de España la dinastía borbónica, qué país era antes y cuál después de esa salida son preguntas que libros como este, cuyo único compromiso es con la Historia y con la verdad, ayudan a responder.

Si te interesa la Historia y te encuentras con él, no dudes en acercarte: La II República Española y sus primeros representantes, de Jorge A. Liria Rodríguez, editado en Madrid por Mercurio Editorial, 454 páginas para hacer luz sobre tanta penumbra.

Anuncios




El Laboratorio Creativo de Anroart

12 07 2010

El pasado 8 de julio finalizó la primera edición del Taller de Literatura Anroart (TLA para los amigos). Hasta esa fecha y desde el pasado mes de octubre, una veintena larga de personas de ambos sexos y de todas las edades, se reunieron semanalmente durante dos horas (y trabajaron de forma individual muchas horas más) en este taller teórico-práctico de introducción a la narrativa.

Algunos de ellos son escritores en germen o autores clandestinos; otros ya han hecho sus primeras incursiones en el mundo literario, mediante volúmenes colectivos o premios de diversa índole. Pero a todos les une la misma curiosidad, el mismo afán formativo, la misma inquietud: la de crear mundos de ficción que se parezcan sospechosamente a este que transitamos juntos día a día.

Al hilo de mis peroratas interminables (y de algunas charlas interesantes, realizadas por profesionales de valía en sus respectivos campos) reflexionaron sobre algunos de los aspectos esenciales de la narrativa analizando textos eminentes, extrayendo las técnicas que les confieren singularidad y aplicándolas a sus propios trabajos.

El proyecto del TLA surgió el año pasado por estas fechas, de una conversación entre Jorge Alberto Liria, director de Anroart Ediciones y de quien esto escribe, en la que hablamos de dos necesidades importantes y complementarias:  la de proporcionar a los nuevos autores técnicas útiles para aumentar la calidad de sus originales y la de establecer un taller estable que permitiera profundizar en la materia que yo trato habitualmente en los talleres que imparto en otros foros.

El resultado de esa conversación fue un taller de ocho meses de duración, concebido como un curso de introducción a la escritura narrativa, siempre asumiendo una perspectiva no académica. Ese mismo taller que acaba ahora y en el cual se han tocado temas esenciales a partir de obras de importancia capital, desde el Poema de Gilgamesh a Veinticuatro horas en la vida de una mujer, pasando por El extranjero, Ficciones o La espuma de los días. Los aspectos estructurales del cuento y la novela (puntos de vista, desarrollo de conflictos, diseño de personajes, tratamiento del tiempo y del espacio, composición) se han combinado con algunos recursos que es imprescindible dominar (el diálogo, el monólogo, la organización argumental) y con diversas técnicas útiles (la prolepsis y la analepsis, la muñeca rusa y el cuento-receta, el Logo Rallye y el binomio fantástico), además de reflexionar sobre las especificidades técnicas de diversos subgéneros muy populares en la actualidad, como la novela negra o la novela histórica y todo ello complementado, además, por los seminarios ofrecidos por Sergio Hernández, Aitor Guezuraga, Ángeles Jurado, Nayra Pérez, Santiago Gil y Jorge Alberto Liria, sobre orto-tipografía, escritura cinematográfica, escritura en blog, poesía hispánica, periodismo literario y edición.

Ahora, al finalizar esta primera edición del TLA (esta experiencia piloto que no era más que el primer paso de un viaje que esperemos sea largo), hemos decidido no sólo que se trataba de algo útil, sino que además vale la pena continuar y ampliar la oferta. Por eso estamos trabajando en una programación más amplia y en un proyecto de más largo recorrido, que tenga como espina dorsal el TLA, pero englobe algunas otras materias: el Laboratorio Creativo Anroart. En breve inauguraremos un sitio web desde el cual informaremos de la programación de la próxima temporada y de las actividades previstas para el verano. Pero puedo adelantarte ya que la matrícula para la edición 2010-2011 del TLA se abrirá en la primera semana de septiembre.

Ha sido un curso de pequeñas satisfacciones semanales, de grandes sorpresas y de mucho aprendizaje, tanto para los participantes en el taller como para quien lo impartió. Sí, porque lo más importante de esta actividad ha sido, precisamente, la participación, el esfuerzo y la dedicación de quienes han hecho posible que este Laboratorio Creativo de Anroart (que aún no se llamaba así pero ya era lo que será) comenzara con tan buen pie. Desde aquí quiero expresar mi agradecimiento a todas y cada una de esas personas (incluidas las cinco que por motivos laborales o personales no pudieron finalizar la temporada). A quienes sí pudieron, aprovecho para decirles que nos veremos, espero, muy pronto, en el taller avanzado que comenzará en octubre, para continuar diciendo asombro donde los demás dicen solamente costumbre (conseguí llegar al final de esta entrada sin citar a Cortázar, pero ya saben que es difícil no citar a Borges).








A %d blogueros les gusta esto: