Calmas aparentes y bombas de relojería

23 06 2015

[Si quieres escuchar La Buena Letra de la semana pasada y, amén esta reseña, escuchar cómo Fortunata devora Cincuenta sombras de Grey, solo has de hacer clic aquí]

Las calmas aparentes, de Federico J. Silva, Tenerife, Baile del Sol, 89 páginas.

Las calmas aparentes, de Federico J. Silva, Tenerife, Baile del Sol, 89 páginas.

En La Buena Letra de la semana pasada hablamos sobre un libro que aparecerá esta en tu librería: Las calmas aparentes, un verdadero acontecimiento porque es, nada más y nada menos, la primera novela de uno de nuestros mejores poetas: Federico J. Silva. La presentación oficial tendrá lugar este viernes, 26 de junio, a las 19:30 en el Museo Poeta Domingo Rivero (calle Torres, 10, 1º). Y acompañando al autor tendremos el placer de estar Antonio Becerra y yo mismo.

11219066_380613992130377_291570409847705774_n

A Silva le bastan 89 páginas para construir una novela caleidoscópica, en la que se cruzan personajes, argumentos y temas como en una bomba de relojería que está a punto de estallar. Por un lado, la aventura sexual con visos de convertirse en amorosa (ya sabes: son amigos con derecho a roce o, follamigos, como quiere ahora la RAE) entre una funcionaria de mediana edad y un periodista desencantado, y el triángulo que se establece cuando este último comienza a flirtear con Maica, una joven compañera de redacción. Por otro, la amistad entre la funcionaria y su amiga Asun, casada con un político con quien no tiene una vida sexual demasiado normal. Y, last but not least, la guerra que mantiene con su periódico otro periodista aún más desencantado que el primero, ingobernable e izquierdoso, de nombre Manu, que no piensa callarse ni debajo del agua en su denuncia de los males del sistema. Todos estos argumentos, todas estas historias, todos estos personajes, están sólidamente entrelazados (en ocasiones en una telaraña carnal, mostrada en pasajes de un marcado erotismo) para formar una historia que transcurre en una sociedad corrupta, de doble moral, en la que está a punto de estallar una revuelta. Una sociedad que podría ser la nuestra. Y que quizás lo sea.

Como en sus libros de poesía, Federico J. Silva también resulta aquí transgresor y juguetón en las formas. Para empezar, plantea un homenaje a Cortázar proponiendo al lector dos formas distintas de leer la novela: una lineal, siguiendo las convenciones, y otra según un orden que establece en un tablero de dirección. Pero, aparte de ese guiño, la novela está contada en capítulos muy breves, que son fragmentos de monólogos interiores de los personajes, los cuales vierten los diálogos en estilo indirecto libre, conformando así un texto que se lee, sin embargo, de una manera muy clara pero con toda la complejidad de lo que podríamos denominar una novela potencial (Maica está a su vez escribiendo una novela que, descrita usando la narratología de Genette, coincide estructuralmente con Las calmas aparentes) que será el lector quien acabe construyendo cuando entre a formar parte de estos juegos.

Y esa novela no trata sobre cualquier cosa: trata sobre nosotros, sobre nuestra soledad oculta, nuestra confusión en un mundo en el que la información que nos llega de forma atropellada está, normalmente, llena de falsedad o de verdad a medias, que es la forma más eficiente que puede adoptar la falsedad.

origi_th_p1013429

No me canso de decir que Federico J. Silva es una de las voces poéticas más interesantes surgidas a mediados de los años noventa. Ha firmado libros fascinantes, como Sea de quien la mar no teme airada, El crimen perfecto, Era Pompeia y, el más reciente, Palabrota poeta. Todos ellos libros-juego, libros que se plantean romper con la mediocridad estilística a través de juegos que imponen a su autor reglas muy estrictas. Ahora que se estrena como narrador, creo que vale la pena seguirlo y estoy seguro de que quien se acerque a esta novela de urgencia escrita para entender estos días convulsos, no se va a sentir defraudado. Se encontrará con uno de esos libros que nos gustan a ti y a mí: para leer rápido y pensar despacio.

Anuncios




El otro derbi. O derbis

4 03 2015

El viernes 6 de marzo (pasado mañana), jugamos en Gran Canaria un nuevo derbi. Pero este de los buenos, porque es literario y por tanto da igual quién gane y quién pierda. O, para ser exactos, en este ganamos todos. Y además, nadie piensa pegarle a nadie.

Todo esto viene a que nos visita Javier Hernández Velázquez (papá literario de Mat Fernández) con su novela más reciente: Los ojos del puente (Premio Wilkie Collins de Novela Negra).

javierhernández

Javier estará en la Librería Sinopsis, a partir de las 18:30, acompañado por Mayte Martín y Jovanka Vaccari, para presentar esta novela, que edita MAR Ediciones.

pedro flores

Solo media hora después, a las 19:00, en el Museo Poeta Domingo Rivero, José Miguel Junco acompañará a Pedro Flores en la presentación de Como pasa el aire sobre lomo de una bestia, su último libro hasta el momento, que obtuvo el XXVI Premio Internacional de Poesía «Antonio Oliver Belmás».

Y a las 20:00, estaré yo mismo, sentándome en el Sillón de Canaima. Estaré solo. Bueno, no del todo: habrá vino. Si eres de los que se quedaron fuera en la primera presentación de Las flores no sangran, esta es la oportunidad. Leeré algunos fragmentos de la nueva criatura y, como propina, de El viento y la sangre. Sí, creo que ya es hora de que Ravelo y West se enfrenten en un duelo.

sillondecanaima

Y, además, si eres de esos privilegiados que viven al sur de la capital y no te apetece llegar tan al norte, tampoco te quedas sin presentaciones, porque a las 19:00, Belkys Rodríguez presenta en la Biblioteca Arnao de Telde su Relatos en minifalda

belkys

Así que, este viernes, derbi. Pero del bueno: Tenerife versus Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria versus Telde. Poesía versus narrativa. Novela versus cuento. Escritor calvo versus escritor inexistente. Un derbi múltiple que, en el fondo, es solo uno: palabra versus silencio. ¿Te lo vas a perder?





Taller Creativo Domingo Rivero: ‘Solo mi sombra’ y algunas cosas más

10 09 2013

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si Ceremonias a veces se queda un poco abandonado, es porque quien lo firma está, para variar, trabajando un poco. De hecho, mi particular vuelta al cole está resultando algo frenética.

En esta ocasión, entre otras cosas, he pasado unos días programando el nuevo Taller Creativo Domingo Rivero, que comienza la próxima semana (el miércoles, 18 de septiembre) y cuyo periodo de inscripción se abre hoy.

El programa del Módulo I, titulado Cómo contar una historia, es el siguiente:

1.      Puntos de partida: el extrañamiento y la magia de lo cotidiano: la ficción en germen.

2.      Líneas de fuerza del relato. Objetos, estribillo, postergación. Comienzos y desenlaces.

3.      Diálogos y monólogos. Construcción y estilos.

4.      La palabra exacta. Escrituras mínimas.

La formalización de la matrícula tendrá lugar en el propio Museo Poeta Domingo Rivero (c/ Torres, 10,1º) los días 11, 12, 13,16 y 17 de septiembre, de 10:00 a 13:00 horas. Si estás interesado/a en inscribirte o necesitas más información, puedes telefonear al museo (928 370221) o enviarme un email solicitándola (alexisravelo@gmail.com). Recuerda que el número de plazas está limitado a quince.

Lo cierto es que retomo este taller con mucha ilusión, sobre todo después de constatar el resultado de la primera edición: una novela corta colectiva (escrita nada menos que a treinta manos. Lleva por título Solo mi sombra y puedes descargar gratuitamente de la red en el siguiente enlace: http://es.scribd.com/doc/166845200/Solo-Mi-Sombra-Taller-Creativo-Domingo-Rivero.

portada_4

Inspirada en un suceso real, el argumento es el siguiente: tras la aparición de un cadáver que ha permanecido oculto durante más de una década, un periodista se interroga sobre la vida del difunto y las circunstancias que le llevaron a vivir y morir en soledad, olvidado por todos.

Solo mi sombra es el resultado de muchas semanas de trabajo en el taller, la suma de muchos esfuerzos individuales de quienes, con camaradería y generosidad, han puesto su talento al servicio de la causa común de contar la historia de personaje singular que, sin embargo, podría haber sido cualquiera de nosotros, incluido tú.

Personalmente, estoy muy orgulloso del trabajo de todos estos autores y autoras que han sabido contar esta historia con destreza y eficiencia que podrían servir un ejemplo para más de un autor “consagrado”.

Así pues, ya sabes (que luego me dices que no te lo dije): se abre la inscripción para el nuevo Taller Creativo Domingo Rivero, pero, antes, puedes leer gratis Solo mi sombra. ¿Qué más se puede pedir por un golpe de ratón?





Vientos de sal

5 07 2013
Tarjetón de la presentación de Vientos de sal, que tuvo lugar ayer en el Museo Poeta Domingo Rivero

Tarjetón de la presentación de Vientos de sal, que tuvo lugar ayer en el Museo Poeta Domingo Rivero

Cam–PDS publica Vientos de sal, primer libro de relatos Araceli Cardero. El libro fue presentado ayer en el Museo Poeta Domingo Rivero. Pero, antes de atreverse en solitario, Cardero ha participado previamente en muchos volúmenes colectivos y atesora ya cierta experiencia literaria. Por eso este libro no es un primer libro cualquiera, sino un volumen formado por textos maduros (y madurados en el tiempo y el trabajo), agrupados atendiendo a cierta unidad formal y dignos, no solo de lectura, sino de relectura.

En general, se trata de cuentos que huelen a salitre y tierra, relatos en los que se combinan la Historia, la memoria chica, el erotismo y la violencia. Muchos de ellos están protagonizados por gentes que ejercen oficios tradicionales: salineros, pescadores, azucareros o tabaqueros. Hay mucho de antropología, de etnología en esas páginas que nos trasladan a la época de la cochinilla, de las lámparas de petróleo, de la emigración ilegal y los caciques.

Con ese material, muchos autores se hubieran limitado al mero retrato costumbrista, intentando convocar a la nostalgia de patria chica del lector. Cardero es bastante más inteligente y mira mucho más alto: crea conflictos y personajes que trascienden la anécdota, hermanándose con Víctor Ramírez y, por tanto, con Juan Rulfo, mirando a lo universal a partir de esa memoria local. Y todo ello a través de un sabio manejo de la intriga narrativa. La mayor parte de estos cuentos arrancan con muchísima fuerza, anunciándonos tramas llenas de giros y avisándonos de que nada es lo que parece: ni en el cuento en cuestión, ni en la literatura en general ni, por supuesto, en el mundo.

A través de una toponimia fantástica, se mueve entre la violencia y la ternura por ese territorio de la posguerra en Canarias, marcado por la represión, el silencio, el machismo y la traición: las rencillas de la Guerra Civil, la privación y el aislamiento marcan muchos de sus argumentos. Pero hay dos temas que aparecen con mucha más frecuencia: el semen y la sangre. Muchas de los conflictos, surgen a partir de la pasión erótica y comienzan o acaban en violencia.

Nada hay en estos cuentos de aquel conservadurismo paternalista, que intenta hacer humor partiendo de la supuestamente cándida ignorancia de las clases populares, de aquella idealización del machismo y el clasismo que late en gran parte de lo que ha sobrevivido del costumbrismo. Aquí asistimos a la depauperización salinera de una mujer que eligió al hombre equivocado, al insulto que una adolescente lanza sobre un cadáver que la marea ha devuelto, a la pelea a puñetazo limpio de dos hombres en la cubierta de un barco que se dirige ilegalmente a Venezuela.

Hay muchos personajes, muchos argumentos y, sobre todo, muchos temas en este libro en el que se habla de pasiones humanas. Como los grandes, Araceli Cardero se ocupa de los grandes temas a través de las pequeñas historias que les suceden a personas casi anónimas. Y consigue que convivan en él la injusticia, la represión y el incesto, pero también la lealtad, el erotismo y la esperanza.

Cuando aparece un libro de estas características, una opera prima, se suele decir que los mejores libros del autor todavía están por venir. Y sí, es probable que así sea y que Cardero dé a luz dentro de poco con otros libros, incluso puede que con alguna novela que esté ahí, en germen, latiendo en alguno de estos cuentos. Pero este es ya un libro al que uno puede acercarse sin miedo de encontrarse con errores de primerizos, porque la autora será primeriza, pero no es nada ingenua: hábilmente, yo diría que incluso de manera muy astuta, nos lleva en sus ficciones desde la primera palabra hasta la última, haciéndonos sufrir y gozar, y luego, cuando el cuento ha acabado, nos deja pensando, reflexionando sobre él y sin poder borrarnos de la mente algunas de las imágenes que ha grabado en ella.





Días de junio

25 06 2013

En mi ciudad, como en muchas otras, San Juan le ha robado el lunes a la semana. Así que hoy es como si fuera el lunes de esta semana más corta pero, para mí, aun más intensa.

Para empezar, hoy se celebra la última sesión del Taller de Escritura Creativa Museo Poeta Domingo Rivero, en el cual, durante varios meses, una quincena de talleristas ha trabajado muy duro leyendo, analizando y escribiendo. En estos días, ellos y yo estamos preparando una pequeña sorpresa en forma de novela corta. Pronto te daré noticias de ello.

Igualmente ardua ha sido la labor en el Centro de Estudios Unibelia. Desde el año pasado imparto allí talleres de escritura creativa con diferentes niveles y orientaciones: introducción a la narrativa, novela o novela negra.

Taller 01_07_2013 Taller de técnicas creativasMañana, miércoles 26, a las 19:30, daré allí una charla sobre escritura creativa. Hablaremos sobre cómo ocurre eso de dedicarse a escribir y acabar siendo escritor e incluso realizaremos una pequeña práctica de lectura y análisis textual. Además, presentaremos los talleres de verano, que comienzan muy pronto. Aparte del ya habitual Taller de Introducción a la Narrativa, de un mes de duración, tenemos previsto un taller destinado a adolescentes con inquietudes literarias y uno de técnicas creativas, pensado especialmente para aquellos educadores que deseen utilizar los talleres de escritura como estrategia de dinamización de hábitos lectores entre su alumnado. ¿Por qué en verano? Pues, precisamente, porque muchos educadores me han comentado que, durante el curso escolar, les resulta imposible asistir a este tipo de actividades.

ac_ciclo_lpgc_imaginarios11

El jueves 27, a las 19:30, tengo otra cita interesante: me toca participar en el ciclo Las Palmas de Gran Canaria y sus imaginarios, que coordina el historiador del Arte y periodista Mariano de Santa Ana. Sospecho que va a ser todo un gusto pasar algún tiempo con Mariano en la sede de la Fundación Mapfre Guanarteme haciendo una de las cosas que más me gustan: hablar sobre mi ciudad.

Fachada_biblioteca

Y el viernes, 28, a las 18:00, tengo otra cita agradable para mí: un encuentro con los miembros del Club de Lectura de la Biblioteca Pública del Estado en Las Palmas (sí, esa, la que querían tirar, la misma que resiste a PGOUs mal hechos y a la ausencia de presupuesto). Allí nos veremos para hablar sobre la primera novela que perpetré, Tres funerales para Eladio Monroy.

Todas estas actividades, excepto la primera, son gratuitas y abiertas al público en general. Así que, si te apetece y alguna de ellas te interesa, hecho queda el aviso.

Y, si no, como siempre, nos vemos en los bares.








A %d blogueros les gusta esto: