El color de la violencia

26 03 2011

Normalmente, no dedico mucho tiempo a pensar en las cosas que dice Paulino Rivero. Principalmente porque no suelo encontrar demasiada enjundia en ellas y la vida es muy breve para perder el tiempo en perogrulladas, pero también porque se me ocurren cientos de actividades más enriquecedoras, como leer un libro, jugar con mi gato o, incluso, cortarme las uñas.

Sin embargo, hoy me he topado con unas declaraciones suyas que no son nada inofensivas. Al parecer, en el Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife, preguntado por una letrada acerca de las posibles actuaciones para evitar que Canarias deje de ser la región con más muertes por violencia machista, el Presidente vino a decir que es un problema de educación (en eso estamos de acuerdo) y que ese tipo de violencia se daba principalmente en inmigrantes y no entre personas que han nacido y crecido en Canarias. Decía no disponer de datos suficientes, pero afirmaba que la mayor parte de las muertes por violencia de género se daban en personas procedentes de Colombia y Ecuador.

No abundaré en lo que dijo, porque para eso basta consultar la prensa. Lo que me preocupa es lo que pudo querer dar a entender. Porque, evidentemente, lo primero que se le pasa a uno por la cabeza es que Rivero nos intenta explicar que la violencia machista no es cosa de los canarios, quienes, al parecer, somos un dechado de virtudes y nunca hemos promovido y conservado la cultura del macho (sí, he logrado escribir estas palabras sin reírme) sino de esa gente tan poco o tan mal educada que no solo vienen a quitarnos el trabajo y a delinquir sino, además, lo hacen trayéndose consigo todos esos defectos de los que nosotros, al parecer, carecemos (siempre según su opinión). Y lo segundo es que, aun en el improbable caso de que Rivero tuviera razón, “esa gente” vive y trabaja en Canarias y, por lo tanto, forma parte de nuestra sociedad (la canaria), a no ser que Canarias sea una especie de polis ateniense en la que solo cuentan los patricios (que vaya usted a saber quién piensa Rivero que son). Pero el asunto es que Rivero no tiene datos y, no obstante, despeja el balón de la acertada pregunta sobre posibles soluciones al problema con esa explicación de claro corte etnocentrista y bastante sospechosa de soterrada xenofobia.

Como ya dije, de ordinario no presto mucha atención a lo que dice Rivero, como tampoco presto atención al ruido de los hijos de mis vecinos mientras juegan a la pelota en el parque que hay junto a mi ventana. No obstante, si la pelota de esos niños se cuela en mi cocina mientras tengo al fuego una sartén con aceite hirviendo si habré de preocuparme, porque su diversión se convertirá en algo peligroso.

Eso es lo que ocurre con esta nueva lindeza de Rivero: es, sencillamente, peligrosa, porque fomenta formas de pensar profundamente nocivas para una sociedad democrática. Se trata de una argumentación digna, en mi opinión, de figurar en el Estupidario de Flaubert y podría resultar, incluso, divertida, si el asunto no fuera serio y si no se tratara de declaraciones tan perniciosas e irresponsables, sobre todo en boca de todo un presidente autonómico.

Como canario, como votante, me siento insultado cuando pienso que Paulino Rivero cree que me voy a tragar esta falacia y a decir amén. Como ser humano siento, en cambio, una franca repugnancia al ver cómo se busca un chivo expiatorio de forma tan gratuita.

Personalmente, creo que el machismo y la violencia no tienen un acento, un color, una procedencia geográfica definidos. El machismo y la violencia forman parte de esta sociedad y hay que acabar con ellos, igual que hay que acabar con la ignorancia, con el etnocentrismo, con los prejuicios, para convertirnos en hombres y mujeres mejores y educar a mujeres y hombres mejores de lo que lo hemos sido nosotros. Esos crímenes machistas ocurren aquí y me da igual quién los cometa. También creo que la mejor arma para ellos es, efectivamente, la educación en la igualdad. Pero eso de señalar al inmigrante para intentar disimular la propia ineficacia es un timo muy viejo, muy sucio y muy triste (por no decir miserable) y ningún individuo bienintencionado, adulto e informado va a comprar ese sobre de estampitas.


Acciones

Information

6 responses

27 03 2011
José Cabello

Que no, señor Alexis. Que aquí somos gente muy culta y educada. Que de todos es sabido que lo malo viene de fuera. Canarias para los canarios. Ahora, habrá que encontrar quién diferencia quién es realmente canario y quién no. Porque si se trata de un tema de educación, y viendo cómo está el patio en materia de educación, a la que nos descuidamos tenemos a la belén esteban (no, no he olvidado poner las mayúsculas, es que el corrector ortográfico lo pone como es) con una camiseta del Roque Nublo y el carnet nacional canario.
Tenemos una política en materia de educación vergonzosa. Nos sentamos en la complacencia porque tenemos una asignatura llamada “Educación para (contra) la ciudadanía” pero seguimos siendo líderes en tan funesto ranking. Eso sí, también estamos a la cabeza en materia de donaciones (de sangre). Y he de decir que buena parte de las veces que he ido a donar (acabo de recordar que ya me toca), he compartido sala de espera con colombianos y ecuatorianos. Pero claro, yo no estoy tan bien dotado de datos insuficientes para hablar como él.
Y, en todo caso, provengan de quien provengan dichas muertes, ocurren bajo el techo que prometiste vigilar, Paulino. Ahí queda eso, un servidor se va a dormir catorce horas (asunto no relacionado con el tema).

27 03 2011
Paula Nogales

Qué asquito, Alexis, todo lo relacionado con la violencia machista y más el escaqueo de Paulino. Agh.

27 03 2011
Max Egb

Otro ladrillo mas en el muro, que nos separa, nos divide, nos aísla…
Solida reflexión esta entrada, datando la talla moral y cívica del “personaje” citado en ella.
Un saludo.
P.D. Hace algún tiempo leí que Canarias era la autonomía con mas violaciones por numero de habitantes. A fecha de hoy no se como estarán las estadísticas.
¿Sr. Rivero también son atribuibles estas cifras a idéntico colectivo?

29 03 2011
Mariajo

Qué se puede esperar de un presidente que acudía con mascarilla a ver a los negros recién llegados en patera y los miraba desde 10 metros sin acercarse… Fue portada del Diario de Avisos lanzando ese mensaje, a los que llegan en patera, con mascarilla y a distancia, no se te vaya a pegar. Ahora hay elecciones y toca asustar con los inmigrantes de colombia y ecuador, y eso lo dice así, sin datos. ¿Dónde está el embajador de estos países para partirle la cara? Me apuesto lo que quieras a que hay más casos de violencia machista de Canarios que de inmigrantes.

30 03 2011
VALK

Desconozco todo este tema porque mis segundos de existencia están a pleno funcionamiento en otros menesteres más importantes, como son mis estudios, mi pareja, mis gatitos (no sabía que tuvieras uno), y mi enfermedad, y muchas de estas noticias, las descubro aquí, en tu Blog, cuando puedo colarme entre las cientos de pestañas abiertas que tengo en el ordenador, y también en muchas ocasiones estoy totalmente de acuerdo con tu opinión, pero esta vez creo disentir muy mucho sobre tu parecer. Creo que esto no es un debate político, creo que tampoco, y principalmente, No debería llevarse a debate; Actos, para qué os quiero. Aquí los que más peso tienen para hablar son los que están día a día al pie del cañón, y los que investigan sobre el terreno al género, especie, nacionalidad, o cualquier otro carácter de orden nominativo que se le quiera dar. Considero que esto es un tema para Sociólogos, Psicólogos, Personal Sanitario, Trabajadores Socialdes, y un largo etcétera de toda esa gente que sin ganar campañas polítcas, ganan pequeñas batallas en el hacer cotidiano de las injusticias.
Así que, pienso que puedan haber estadísticas que digan que son más los inmigrantes que cometen éste y otro tipo de delitos que los autóctonos, pero de lo que estoy totalmente segura, es de que si las hubiera, éstas no podrían tomarse tan a la ligera como tanto Paulino, como Tú, exponéis. No se puede concluir algo que aún no ha tenido la opción de presentarse a réplica, es decir, de poder ser copiado y confirmado por otra fuente, por otros países, por otras investigaciones, y de haberlo repetido las veces que hicieran falta, y ni aún así creo que cubriríamos todas las variables extrañas a tener en cuenta, así que, bajo mi punto de vista, cien por mil, matemático, aquí hay un pequeño malentendido entre Paulino y Tú (jejé, me recuerda al título de un famoso libro, jejeje) y es que él, lo dice sin base alguna que lo respalde, y sólo con el propósito de ser votado en las próximas elecciones, y tú, por urticaria Paulinar, lo has tomado por el extremo más extremista, y lo engulles por el lado más vísceral, así que ni uno ni otro, porque tal vez, ambos tengan razón, o tal vez no la tengan (no lo sabremos hasta no abrirle la caja al gato (Schrödinger)) por lo tanto, seamos cautos con estas informaciones, porque tal vez, Paulino genere (siempre por falta de educación en el Pueblo) un ataque xenófobo, pero también tú, al sugerir que probablemente lo diga con esa intención, estás generando el mismo ataque, pero con diferente chaqueta. No sé si me explico. Y una información incorrecta, ya sabemos a dónde nos puede llevar. Pozezo, mi opinión y tal. Buenas noches, y un besimiau para tu gatito.

30 03 2011
VALK

Y en Psicología Social, puedes estudiar a los “Colectivistas”, para que veas que curiosidades encuentras. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: