Ignorancias

10 12 2011

Aquella tarde, antes de ir a trabajar, el policía había terminado de leer una novela de George Orwell que se titulaba 1984. Exactamente la misma lectura que el manifestante había concluido la noche anterior. En su mutuo desprecio, ignoraban la circunstancia de que ambos habían leído exactamente el mismo libro; el hecho de que eso les convertía en hermanos, más allá de tiempos, espacios y contextos, cordones policiales, insultos, porrazos e ignominias.


Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: